La ratificación en Guantánamo de un año de cárcel al periodista independiente Roberto Quiñones Haces confirma que un requisito existencial de toda tiranía totalitaria es monopolizar los medios de comunicación, o silenciar los periodistas independientes que rompen ese dominio. Solo así evita que la población y el mundo conozcan la dramática realidad del país.

La actual arremetida en Cuba contra los periodistas independientes revela claramente el nerviosismo de Raúl Castro y su claque ante el agravamiento del “Período Especial II” derivado de la crisis en Venezuela y  la inviabilidad del comunismo.

Cuando Fidel Castro llegó a tiros al poder, luego de haber irrumpido también a tiros en el escenario político como gángster en los años 40 y principio de los 50, y luego como “revolucionario” en el cuartel Moncada, lo primero que hizo fue apoderarse de los medios. Los estatizó, en el país que ocupaba el primer lugar en América Latina en periódicos, revistas y aparatos de TV  per cápita, según la ONU. Y todos privados.

Castro I hizo un uso político de la TV —ya propiedad suya— nunca antes visto:  la utilizó para hipnotizar y lavarle el cerebro a las “masas” y afianzarse en el poder. Por TV destituyó al presidente Manuel Urrutia,  creó los CDR,  suprimió los 57,280 negocios privados que todavía había en Cuba en 1968.

Prohibido el periodismo independiente: monopolio de los medios

Por casi cuatro décadas el castrismo tuvo el monopolio de los medios, y no bajo el principio martiano de que “la palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla”, sino con la divisa de “solo es verdad lo que me es útil” del filósofo estadounidense William James.

Pero ese monopolio fue roto a fines de los 80 y principio de los 90. Con pioneros como Ricardo Bofill, Raúl Rivero, Tania Quintero, Tania Díaz Castro, Reinaldo Escobar, Adolfo Rivero Caro, Reinaldo Bragado, Iván García, Rolando Cartaya, Luis Cino, y muchos otros talentosos y valerosos periodistas independientes, renació la prensa privada y libre. Antes de que llegaran a Cuba los teléfonos móviles, internet, las computadoras,  twitter y Facebook

Hoy más de 200 periodistas independientes publican en blogs, webs y periódicos de todo el mundo, que gracias a ellos conoce las entrañas de la dictadura. Por eso el régimen los hostiga, apalea, encarcela, amenaza hasta de muerte, les monta actos de repudio de estilo nazi. Les prohíbe viajar al extranjero, les confisca sus medios de trabajo, los califica de mercenarios al servicio de una potencia extranjera”.

Sin embargo, sus notas periodísticas no cesan de recorrer  los 5 continentes. No vivimos en los tiempos de Stalin, Mao, el Che y el propio Fidel. Las nuevas tecnologías se escabullen del ojo veedor del “Gran Hermano” comunista.  Con un  teléfono móvil hoy se deja constancia de cómo  esbirros en La Habana arrastran por el suelo a una Dama de Blanco. Y se enteran hasta en el Polo Norte.

Crisis demográfica en Cuba es agravada a diario por la dictadura

Como saldo neto de la "revolución" Cuba se ha hundido en una crisis demográfica que ya venía gestándose e hizo eclosión en 2016. Es alimentada por dos fuentes: 1) la emigración masiva de ciudadanos que conforman la población económicamente activa (PEA); y 2) la muy...

¿Servirá de algo que Raúl Castro no siga al frente del Partido Comunista de Cuba?

Los analistas y muchos cubanos en la isla opinan que el 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba (del 16 al 19 de abril), será muy importante porque Raúl Castro dejará su cargo de Primer Secretario de la organización, que según la Constitución es la máxima instancia...

El Centro Fidel Castro o el Museo del Embuste

Es insultante homenajear al mayor verdugo de Cuba  Uno de los más vejaminosos insultos al pueblo cubano ha sido la creación del llamado Centro Fidel Castro Ruz, inaugurado el pasado 25 de noviembre. Es un museo instalado en una casona señorial de El Vedado construida...

La dictadura en Cuba temerosa y a la defensiva por primera vez en 62 años

La dictadura en Cuba temerosa y a la defensiva por primera vez en 62 años, aunque se empeñe en disimularlo, ante la subida de la tensión político-social y el descontento popular está moviendo sus tentáculos totalitarios, dentro y fuera de Cuba. Insiste, inútilmente,...

¿Seguirá todo igual en Cuba luego de la pandemia del Covid-19?

En la medida en que sea más  evidente la incapacidad de  la “revolución”  para proteger a  los cubanos de la pandemia del Covid-19, pues tienen que buscar la comida en la calle diariamente, o no comen, y se haga más ostensible  el estado calamitoso del sistema...

La espada de Damocles de los periodistas independientes: “propaganda enemiga”

Han proliferado los blogs y medios digitales independientes. Uno de ellos, “Generación Y”, creado en 2007 por Yoani Sánchez,  en 2009 fue elegido por la revista Time y la cadena CNN entre los 25 mejores blogs del mundo. Hoy, Yoani y su esposo, el también periodista independiente Reinaldo Escobar, editan “14yMedio” el primer diario (online) independiente hecho en Cuba desde 1960.

Pero decir la verdad en Cuba es “Propaganda enemiga”, un delito. Muchos periodistas han cumplido largas penas de prisión, desde  Bofill y Tania Díaz  Castro en el siglo pasado, y Raúl Rivero,  Jorge Olivera, Alejandro González Raga, Roberto de Jesús Guerra, Manuel Guerra, Lisbey Lora y muchos otros en la presente centuria.

¿Cuál fue el delito del periodista independiente Quiñones Haces? Hacer su trabajo y cubrir  el juicio contra un matrimonio religioso que se negaba a enviar sus hijos a la escuela atea estatal y los educaba en el propio hogar.

Al ser arrestado  fue golpeado fuertemente, pero en el juicio no aceptaron las evidencias de la golpiza. Y luego fue rechazada la apelación que él mismo hizo como abogado.

Ahora su nombre forma parte del Gulag castrista. Es necesario denunciar en los foros de derechos humanos este atropello y exigir su inmediata liberación. Quiñones Haces es un prisionero de conciencia, condenado por su honestidad, patriotismo,  y su  condición de martiano al 100%.