La nueva pieza de Otero Alcántara está compuesta por un calendario que contiene cada uno de los días en que el artista ha estado en prisión.

Las curadoras de arte e integrantes del Movimiento San Isidro (MSI) Yanelys Núñez y Claudia Genlui presentaron este miércoles la última obra del artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, que, titulada “El gato de Schrödinger”, consiste en la venta de cada uno de sus días en prisión.

“La teoría del gato consiste en dos verdades posibles: solamente la persona al observarlo determina cuál de las dos verdades puede ser posible. Nosotros, desde nuestra posición, determinamos qué está sucediendo con Luis Manuel”, afirmó Genlui al explicar el título de la obra.

Según dijeron las curadoras de arte, la pieza está compuesta por un calendario cuya portada es un dibujo al carbón y contiene cada uno de los días que el artista ha pasado en prisión desde julio de 2021. Las jornadas se pueden comprar por separado a un precio de 48 dólares estadounidenses en cualquier parte del mundo.

Consiste en vender como obra de arte el tiempo en que ha estado detenido desde el 11 julio hasta la actualidad. Es una obra que está integrada en el tiempo, que crecerá y solo él determinará cuándo finaliza”, agregó Genlui Hidalgo.

Durante la presentación la especialista dijo que la obra “nos hace reflexionar sobre la arbitrariedad y la represión que el Gobierno cubano implementa sobre todas las personas que decidan asumir una postura de crítica, exigir libertad y hacer uso de sus derechos básicos”.

“Ha sido una obra compleja. No es la primera que realiza dentro de la cárcel, pero sí es el resultado de una censura porque ya le están prohibiendo sacar sus obras de la cárcel”, agregó Genlui.

Desde su encarcelamiento, el artista cubano ha presentado problemas de salud. A mediados de agosto denunció en una llamada telefónica desde la prisión de máxima seguridad de Guanajay que continuaba con fuertes calambres en las manos y pies.

A inicios de agosto Otero Alcántara denunció que fue agredido por un preso común dentro del penal y posteriormente encerrado en una celda tapiada y en solitario.

El líder del MSI fue sancionado a cinco años de prisión por los delitos de ultraje los símbolos de la patria, desacato y desórdenes públicos en un juicio donde también fue condenado a nueve años de prisión el rapero Maykel “Osorbo” Castillo.


Publicado por Diario de Cuba